Carta abierta – Apoyo a la CICIG

Guatemala, 7 de enero de 2019

Sr.
Antonio Guterres
Secretario General
Organización de Naciones Unidas

Sr. Guterres

Las organizaciones y personas abajo firmantes hemos sido parte de la lucha contra la impunidad y la corrupción por años; todas realizamos esfuerzos por impulsar los Acuerdos de Paz y, desde ese compromiso, apoyamos a la CICIG y su trabajo. Guatemala se ha empobrecido mientras la corrupción y el crimen organizado ha enriquecido a los grupos responsables de la exclusión así como a una clase política sorda a las necesidades del país.

La labor de la CICIG en transferencia de capacidades desde su inicio, propuestas de reformas -incluidas las reformas constitucionales- y los importantes avances en persecución penal de estructuras criminales –incluidas CIACS- nos han fortalecido como sociedad y permitido mejorar nuestros esfuerzo por el cambio.

Una alianza de corruptos, organizaciones criminales y CIACS han tomado control de los poderes del Estado y desde el Ejecutivo y un sector del Legislativo pretenden atentar contra la Constitución desacatando las resoluciones del máximo tribunal constitucional; utilizando una disputa con la CICIG como excusa para detener no solo los avances en materia de justicia sino también en la exigibilidad y vigencia de DDHH. Esto se ha evidenciado en la crisis institucional generada el 5 y 6 de enero donde el aparato estatal hizo todo lo posible para desobedecer órdenes constitucionales para impedir el ingreso de un investigador de la Comisión.

Ante esta situación, como guatemaltecos y guatemaltecas y como miembros de los pueblos originarios Maya, Xinca y Garífuna le pedimos que confirme el nombramiento de la persona que ocupará la Comisión Adjunta de la CICIG; así como apoye el retorno de Iván Velásquez al país ya que varios jueces y la Corte de Constitucionalidad han tomado decisiones en el marco de la ley para defender los avances en contra de la impunidad y confirmar que la CICIG debe seguir trabajando y no puede impedirse el ingreso de ninguno de sus miembros.

En sus relaciones con representantes de Guatemala, tome en cuenta que toda acción formal que realicen en contra de órdenes constitucionales expresas carece de legalidad y de legitimidad

Nosotros reconocemos que el Secretario General no trabaja para uno o varios gobiernos; sino para los pueblos del mundo. Por ello, le solicitamos que sea firme en su apoyo a la paz en Guatemala manteniendo su respaldo a la CICIG y apoyando que todos su funcionarios regresen al país.

Carta-Guterres-070119